30 años de un seudónimo

Adán de Maríass: unos creen que es mi nombre verdadero, otros desconocen, y los más cercanos sí saben que mi verdadero nombre es Miguel Ángel Colán Ramos. Ya lo dijo la amable y distinguida escritora y amiga Mercedes Rodríguez Cervantes que soy un escritor muy detallista en cuanto a las fechas de todo lo que me ha ocurrido en tres décadas de estar sumergido en el microcosmo literario. Bajo y sobre ese seudónimo ha corrido mucha tinta como se dice. Aunque no me lo crean me siento más identificado con mi nombre de escritor. Es que amo y no me avergüenza publicar todo lo que escribo. Mi pudor, mi propia intimidad nunca se aleja, está entre líneas. No escribo para el aplausómetro, ni para que me entiendan. En principio escribo no solo porque tenga ganas, en mi concepto, escribir se incorpora orgánicamente a mi respiración, escribo como respirando, aunque muchas veces tosa demasiado, y no me salgan las frases, los párrafos como yo quiero. El mal tiempo (la sequía) dicen unos, y yo digo que las musas muchas veces no acudan a mi llamado, a pesar de mi reiterada insistencia al tocar el timbre, no me abren la puerta. Son treinta años de haber creado este seudónimo hoy 26 de agosto, y mis fieles compañeros son Internet y mis lectores, que sin ellos Adán de Maríass no existiría. Les agradezco la gentileza al leer y comentar mis textos, así me siento menos solitario. Soy acrofóbico desde niño, y trato de conversar con ese mismo niño que tiene unas ocurrencias de personaje dickensiano. En fin el tiempo siempre me está observando y camino a su ritmo, es inevitable, como inevitable es que me tenga que morir y solo Dios sabe si Adán de Maríass será siempre leído, es que suceden tantas cosas. Prefiero refugiarme en las melodías que siempre son buenas vecinas de mi mejor ánimo, donde me siento en estado de creación permanente. Así pasaron estos treinta años y donde ya dejó Adán de Maríass de estar entre paréntesis. Hoy asumo con firme convicción mi propio destino de escritor, y me siento muy feliz de poder crear para ustedes.

Anuncios